Funcionarios de la policía secreta cubana amenazan a Arturo Feliciano en Guantánamo

Uno de los agentes dijo que “los checos habían enviado asesores a Cuba para dar orientaciones a la oposición…”

Por Niober García Fournier/ HABLEMOS PRESS.

GUANTÁNAMO.- Funcionarios del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) cubana ha citado al activista de derechos humanos Arturo Feliciano Acosta Guillén para amenazarle con meterlo a la cárcel si continúa con su activismo.

Según Acosta Guillén, de 78 años de edad, fue citado para el Centro de Detenciones del DSE, conocido como Operaciones en la provincia Guantánamo.

“En ese centro fui interrogado y amenazado por el oficial, conocido como Kevin o Jefferson, quien dice ser el segundo jefe del Departamento en la provincia”, dijo.

Asegura que el oficial luego de mantener una postura educada con él, preguntándole por su estado de salud y por la familia, “observó una bolsa que yo llevaba con avituallamiento y me dijo que las pertenencias no eran necesarias, porque no me iba a quedar detenido, pues la cita era solo para conversar”.

“Me expresó que las autoridades habían sido consecuentes conmigo. Que cuando era miembro de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) resulté detenido muy pocas veces, y en el año 2014 me quitaron en el punto de control de Guantánamo 90 kilos de alimentos porque sabían que era de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU)”.

“También me dijo, sabemos que la República Checa, a través de su embajada en La Habana, ha creado una red dentro de la oposición, que sirven de espías a potencias extrajeras. Tú eres uno de ellos, me afirmo el agente. Los hay desde la provincia Guantánamo hasta Pinar del Río. Dan informaciones de instituciones militares, y también sabemos que los checos están financiando la campaña Otros 18”.

Afirmó que “los checos habían enviado asesores a Cuba este año para dar orientaciones a la oposición, incitándolos a que quitaran las biografías de los candidatos a delegados y diputados del Partido Comunista, y también hacer sabotajes”.

“No puedo hacer más reuniones en mi vivienda, me dijo el agente, y que cualquiera que pretenda cambiar el sistema social de Cuba, será juzgado y condenado con largas penas de cárcel”.

Las autoridades del régimen le realizaron un registro a Acosta Guillen el 17 de enero. Ese día le confiscaron algunos bienes personales.

El activista dice que puede ser visitado en la casa marcada con el número 1004 de la calle Ahogados entre Donato Mármol y Bernabé Varona en la provincia Guantánamo.

 

Conceptos relacionados