Se acrecienta calvario de prisionero político cubano

La preocupación de la familia y de la dirección del Partido Unión por Cuba Libre aumenta cada día.

Por León Padrón Azcuy/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Hace solo unos días el prisionero político Rolando Yosef Pérez Morera fue trasladado desde la Prisión de Guanajay, de su natal provincia Artemisa, hacia la temible cárcel 5 y Medio de la occidental provincia de Pinar del Río.

Expresa el propio prisionero -a través de una llamada telefónica- que la medida se suma al largo calvario que le impuso las autoridades del régimen cubano como resultante de su inquebrantable activismo político en favor de la democracia en Cuba.

Pérez Morera es vecino de Avenida 25, Edificio 180, Comunidad Tabaco, perteneciente al municipio San Antonio de los Baños, en la provincia Artemisa. Se incorporó a la oposición democrática en el año 2009.

Por su demostrada valentía y madures política pasó a formar parte de la dirección del Partido Unión por Cuba Libre, que trabaja en apoyo al Proyecto Emilia, liderado por el destacado opositor Óscar Elías Biscet.

Fue sancionado el 26 de octubre del 2015 por el Tribunal Municipal Popular de San Antonio de Los Baños a tres años de privación de libertad, subsidiados por igual periodo de trabajo correccional con internamiento por un supuesto delito de invasión de domicilio.

El día del juicio, la fiscal, Lic. Yuleisys García lo clasificó como una persona “desajustada” y “antisocial”, y además, presenta una lista de testigos, donde Ernesto Pérez Estrada, jefe de la Seguridad del Estado, de este territorio, relata que el acusado penetró en su vivienda sin el consentimiento de los moradores, con dos piedras en las manos, y profiriendo palabras obscenas.

Sin embargo, en todo momento Pérez Morera ha denunciado como vieja práctica de las autoridades cubanas, satanizar todo aquello que se oponga a su ideología, y desmoralizar ante la opinión pública a los disidentes.

“La Seguridad del Estado se confabuló con la fiscalía para fabricarme esta causa, inventando un delito que yo no cometí. El objetivo era atenazar mi activismo, y para ello traen de testigo principal al jefe de la Seguridad del Estado de mi municipio, un hombre mentiroso y ruin, que representa una vergüenza para el pueblo de Cuba, quien desde hace tiempo me amenaza con encarcelarme”, declaró en aquel momento el prisionero ante el propio tribunal que lo condenó, y posteriormente vía telefónica, a los medios de la prensa independiente.

También sobre el sonado caso político, recogido en el expediente de fase preparatoria No 303/15 de la Unidad Territorial de Investigaciones Criminales del mencionado municipio, el prestigioso Profesor Elizardo Sánchez Santa Cruz, quien fungía como presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CDHRN) en ese momento, formuló la siguiente declaración: “La sanción impuesta al activista Rolando Yosef Pérez Morera, quien lamentablemente engrosó la lista de los presos políticos que existen en las cárceles cubanas, constituye una muestra de la arbitrariedad mafiosa de la policía política del régimen de Cuba, que no respeta las libertades de los cubanos. Estamos en presencia de un hombre que le es muy fastidioso al régimen en esa zona de San Antonio, y creemos que a través de este artificio le han querido sacar del juego.  A nadie se le ocurriría hacer una huelga de hambre por 46 días sin ser inocente. Habría que estar loco para ello, y este muchacho es serio y responsable en su trabajo pacifico, a favor de los cambios en Cuba”.

Cuando solo faltan 10 meses para que Pérez Morera cumpla su condena, se acrecienta enormemente la preocupación de la familia y de la dirección del Partido Unión por Cuba Libre.

“Imagínate”, declara la madre del prisionero Nancy Morera, “que yo ingenuamente pensaba que a mi hijo lo liberarían antes de cumplir esta injusta condena, y en cambio lo que hacen ahora es empeorarlo con este alejamiento de nosotros. Esto es una crueldad insoportable no solo contra él, también contra mí que tendré que ingeniármela para trasladarme hacia esta cárcel de Pinar del Río cuando tenga la visita”.

Asimismo, Carlo Manuel Pupo Rodríguez, presidente del Partido Unión por Cuba Libre, expresa: “Este es el precio a pagar por oponerse a un régimen inmoral que no respeta ningún derecho. Todos conocemos la valentía de este joven opositor. Ni las crueles ergástulas castristas lo han podido callar, y eso molesta mucho. Desde allí, Rolando denuncia sin miedo alguno la corrupción de los militares y sus atropellos contra toda la población penal”.

El largo tormento de este opositor pacífico, se inicia en el anochecer del 2 de mayo del 2015, al ser detenido cuando marchaba rumbo a su casa por el frente de unos edificios del reparto en el que residen varios militares, incluyendo el jefe de la Seguridad del Estado de ese territorio.

Ese día, Pérez Morera fue metido en un calabozo de la Unidad de la Policía de Artemisa, acusado primeramente de un supuesto delito de Atentado a la autoridad y luego de Invasión a Domicilio, por lo que se declaró en huelga de hambre durante 46 días al considerar una falsa aquella detención. Fue liberado momentáneamente de prisión (bajo fianza en efectivo) el 18 de junio del 2015, y cuatro meses después enfrentó al mencionado Tribunal de San Antonio de los Baños que lo condenó a 3 años de prisión. Inicialmente fue internado en la cárcel de Guanajay y desde hace unos días cambiado a 5 y medio en la provincia Pinar del Río.

Leonpadron16@gmail.com @leonlibredecuba

Conceptos relacionados