En un limbo judicial los administradores de la mejor pizzería de Guantánamo

El caso es atendido directamente por la Fiscalía General Nacional y el Tribunal Supremo de la República.

Por Miguel Ángel López Herrera/ HABLEMOS PRESS.

GUANTANAMO.- Los habitantes de la provincia más oriental de Cuba disfrutaron por más de 10 años del excelente servicio de la pizzería “La Valenciana”, ubicada en la calle Calixto García entre Crombet y Aguilera, en el mismo corazón de la ciudad de Guantánamo.

A finales del mes de octubre del 2016, fueron detenidos el administrador, el jefe de almacén, y los jefes de turno de dicha institución. Estos fueron acusados de malversación, desvió de recursos e incumplimiento del deber de preservar los bienes del Estado.

El caso es atendido directamente por la Fiscalía General Nacional y el Tribunal Supremo de la República.

Los acusados se encuentran en los pisos en que están los reclusos pendientes a juicios, de 1A y 1B de la Prisión Provincial de Guantánamo. Estos llevan más de un año en espera de ser sentenciados, en lo que la misma se prolonga debido a contradicciones entre la Fiscalía y el Tribunal Supremo.

Orlandito, cariñosamente llaman al ex administrador de la pizzería, cuatro veces Vanguardia Nacional, ex miembro de los órganos de la Seguridad del Estado (Policía Secreta) se está quedando ciego por una enfermedad en la vista. Ha trata en vano de mantener su fe en la “Justicia Revolucionaria”, que le ha dado la espalda.

GuantanamoSe encuentra en el cubículo número 2 del destacamento 1A, leyendo los libros del “Comandante” 100 horas con Fidel, La Historia me Absolverá, y otros que llenan toda una java de nylon, de la cual no se separa. Uno de sus hijos se ha enfermado de los nervios a raíz de la detención de su padre.

Acostumbrados en otros tiempos a recibir en la pizzería a delegaciones extranjeras, a los 5 espías (Antonio, Fernando, Gerardo, Ramón y René) y sus familiares, así como a los máximos dirigentes del país; hoy Orlandito está rodeado de violadores, ladrones y gente de la peor calaña.

Me hace esto recordar una de las recientes emisiones televisivas del programa humorístico “Deja que yo te cuente” donde su personaje principal “Pánfilo” hace el papel de un Delegado del Poder Popular que trataba de cumplir con su deber y fue expulsado del cargo por cumplir con lo correcto.

No digo que los acusados sean unos santos, ni mucho menos, pero lo cierto es que del buen servicio que se le brindaba a la población en tiempos atrás ya no queda ni las sombras.

Conceptos relacionados