Ex militares cubanos se rebelan en Guantánamo

cuba1

Más de la mitad de los reclusos eran miembros del Ministerio del Interior.

Por Miguel Ángel López Herrera/ HABLEMOS PRESS.

GUANTANAMO.- Más de 30 ex militares del Ministerio del Interior (MININT) y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) que se encontraban cumpliendo sanciones en el correccional Banco de Semilla (campamento de trabajo forzado), localizado en el municipio Niceto Pérez de la provincia Guantánamo, realizaron varias reclamaciones a la Fiscalía Militar.

Los reclamos, realizados  entre el mes de febrero y hasta el mes de septiembre del 2017, van desde bajos salarios que devengan por los trabajos agrícolas que realizan, violaciones al horario laboral, alimentación, avituallamiento y condiciones de reclusión.

En la mayoría de los casos, los militares alegan, no recibían más de 170 pesos cubanos (unos 6 dólares) mensuales por su trabajo.

La empresa agropecuaria del MININT, institución responsable del campamento de trabajo forzado, está acostumbrada a lidiar con reclusos comunes, que no protestan por tal situación.

Según pudo constatar este reportero, las autoridades no sabían qué hacer, debido a que estos ex militares estaban exigiendo dentro de la ley, que se cumplan sus derechos laborales estipulados en los códigos del MININT.

En el mes de septiembre el Delegado de la Agricultura en la Provincia se reunió con los ex militares, escuchó sus quejas. También participó en dicha reunión el Delegado del MININT de la región. Una semana después de la reunión todos los ex militares fueron trasladados hacia el campamento Tarea Confianza, bajo el pretexto de que “eran unos vagos”, palabras textuales del Primer Teniente Robles, jefe del campamento.

Causas y casos

Más de la mitad de estos ex militares eran miembros del MININT y en su tiempo de servicio se caracterizaron por abusar de la población. Uno de ellos, el Ex Teniente Coronel del MININT, Repilado, quien fue jefe de la Unidad de la Policía Parque 24, y también jefe del Departamento Técnico Investigación (DTI) en el municipio El Salvador. Repilado fue acusado de Malversación y Cohecho.

El suboficial Alejandro, un ex llavero de la prisión provincial, acusado de Abuso Lascivo contra una menor de edad, también abusaba de la población mientras ocupaba cargos públicos.

La mayoría de estos ex militares sancionados desean estar en un campamento aparte de los reos comunes, debido a cuestiones de seguridad. Y se lo han hecho saber en reiteradas ocasiones al jefe de unidad del campamento, Mayor Habanita, militar que se caracteriza por dar un trato despiadado e irrespetuoso a los prisioneros en general.

Según varios de estos ex militares, que sirvieron a la dictadura de los Castro “ya no queremos saber de la Revolución ni de sus dirigentes, y estamos dispuestos a continuar reclamando por nuestra seguridad”.

Conceptos relacionados