En Cuba no podría haber ricos, según el general-presidente Raúl Castro

Stand-del-Grupo-Empresarial-Palco-del-Consejo-de-Estado-turismo-feria

Tras el escape del gerente comercial del Grupo Empresarial Palco con la suma de cuatro millones de dólares rumbo a México.

Por Yunia Figueredo

LA HABANA.- Un chofer que obviamente pide anonimato por temor a represalias, cuenta de un suceso ocurrido recientemente, que nunca saldrá en la televisión nacional ni en la prensa escrita: “Es el escape del gerente comercial Grupo Empresarial Palco con la suma de cuatro millones de dólares rumbo a México”.

El chofer que era muy conversador y mientras conducía una flamante Yutong de turismo de Palco, desde Jaimanitas hasta el Palacio de las Convenciones, demostró ser un revolucionario cabal al recordar a Fidel Castro con cariño y sus premoniciones con el cambio climático, pues el calor que azota a Cuba es extremadamente fuerte y el chofer se quejó que cuando entregara la Yutong en la base tenía que irse para su casa que queda en el municipio La Lisa, en bicicleta.

“El gerente comercial de Palco le decían El Chino, pero nunca supe su nombre. Lo vi varias veces, parecía un gallito fino reluciente de lo más revolucionario y se estaba embolsillando cuatro de los grandes grandes.  Dicen que tenía pasaporte y residencia mexicana y como hizo para sacar cuatro millones no lo sé. Pienso que de manera digital, en una cuenta”.

La veracidad de los hechos fue corroborada con otra fuente, que también pidió anonimato, dependiente de uno de los establecimientos bajo la jurisdicción de este gerente ahora prófugo en México, con un caudal sacado de la firma para la que trabajaba.

Recientemente el gobernante cubano general de ejército Raúl Castro, puso a la luz una fuerte crítica al enriquecimiento que producía el desorden del periodo especial. Aunque esas no fueron sus palabras exactas,  el general dejó a tras luz entre ver, que mucha gente se estaba haciendo rica en Cuba y que en Cuba no podían haber ricos. Mencionó el cuentapropismo como fuente de esos capitales acumulados por unos pocos, mientras que un pueblo entero se las ve grises a la hora de poner un plato a la mesa.

¿Pero qué cuentapropista puede tener cinco restaurantes en una provincia, si no está respaldado por uno o más funcionarios del estado que al final son los verdaderos dueños? Una parte de esa acumulación de riqueza ha sido promovida por el propio estado, tal vez por eso el general tomó a cuestas su parte de culpa, al firmar una propuesta de economía lejos de la estructura social necesaria.

Sucursales de empresas estatales proveen la cadena de restaurante, paladares y cafeterías que diezman con una sangría inagotable el erario público y así no hay país que avance. Tienen razón el malestar y las quejas constantes de la población ante ese fenómeno que repercute en las nimias ofertas de servicios a la población, que llegan a ellos esquilmadas, robadas de manera casi autorizada.

th“Dice que Raúl va a pasar otra vez el rastillo”, comenta el chofer de la Yutong cuando terminamos el trayecto. “Que va chapear. Pero hace falta que chapee por arriba también, que es donde esta lo grande. Porque si hacen como otras veces que cogen  lo pece chiquitos como escarmiento, entonces la cosa va a seguir igual”.

Según el sitio http://www.gpalco.com/es/  PALCO es la organización que se caracteriza por la exclusividad en la atención y prestación de Servicios Integrales Profesionales al Gobierno, sus invitados y Cuerpo Diplomático, la organización de Congresos y Ferias, y una diversidad sostenida de ofertas al cliente, avaladas por la especialización y el desempeño profesional de sus Empresas.

Conceptos relacionados