La represión del castrismo en Cuba no respeta ni a los ancianos

Foto Roberto Domínguez

Domínguez tiene 68 años de edad, es un veterano cubano de la guerra en Angola

Por Gerardo Páez

ARTEMISA. – Roberto Domínguez del Follo fue uno de los beneficiados por la intervención de la Defensoría del Pueblo, una ONG independiente, cuando en el mes de septiembre del 2016 se realizó una demanda a la Dirección del Poder Popular estatal exigiendo respuesta a su caso.

Catorce días después, el 17 de octubre, fue citado para dicha institución donde le iniciaron los trámites para la reparación parcial de su vivienda, la cual ya concluyó satisfactoriamente, disminuyendo el riesgo de derrumbe que la misma presentaba.

Ante la acción desarrollada por la Defensoría del Pueblo de Artemisa, Domínguez manifestó total agradecimiento por el apoyo recibido. Poco tiempo después solicitó apoyar a la Defensoría en la distribución del Boletín La Nueva República–LNR en su zona de residencia, ubicada en una región rural donde residen aproximadamente unas siete mil personas.

Domínguez es vecino de calle 9 No. 4606 entre 46 y 48, Central Habana Libre, poblado Caimito provincia Artemisa.

Ante su activismo y dentro de sus propias limitaciones debido a sus 68 años de edad, el otrora luchador internacionalista de la guerra en Angola, ahora devenido en simpatizante opositor, comenzó a recibir represión y chantajes del Departamento de la Seguridad del Estado (órgano encargado de la represión gubernamental). El 1 de mayo fue agredido por el oficial Yunier Neira, quien le propinó un golpe sacándole un colmillo, además de provocarle contusión en las costillas. Domínguez se encontraba ese día repartiendo el Boletín en el punto de concentración, donde partirían los participantes a la marcha por el 1 de mayo, Día del Trabajador.

También sufrió amenazas de acciones futuras por parte de Lázaro Esquivel, residente en el poblado Menelao Mora.  Esquivel se encontraba junto a Neira, al que siempre se le ve en compañía de estos.

De estos hechos se conoció días después cuando lo visitamos para entregarles nuevas copias de LNR.

El CID y la Defensoría del Pueblo de Artemisa, denuncian los actos represivos llevados a cabo por esbirros al servicio del régimen de los castros. Y condena todo acto de agresión contra los luchadores pacíficos que solo desean el bienestar para su pueblo.

Información recopilada por Mileisis Vigoa, Delegada del CID y Yosvany Billodre, Maikenis Díaz, Racso Páez y Humberto Ortegas, Defensores del Pueblo.

Conceptos relacionados