Deportado de México vive en un cine abandonado en Cuba

Seis personas más conviven junto con Roy en las peores condiciones

Seis personas más conviven junto con Roy en las peores condiciones

Por Mario Hechavarria Driggs/ HABLEMOS PRESS

LA HABANA.- José Luis Roy se encuentra viviendo en las ruinas del cine “Neptuno”, situado en La Habana luego que fuera deportado a la isla por las autoridades de México.

Roy de 48 años, relata que viajó a Guyana a finales de junio del 2016. El pasaje hasta allí le costó 800 dólares. Posteriormente emprendió un azaroso tránsito que continuo por Centroamérica. Pretendía cruzar la frontera de México y llegar a los Estados Unidos de América, donde vive su familia.

“Para hacer el viaje, vendí mi casa en el municipio Centro Habana. Recibí 20, 000.00 CUC (pesos convertibles). Luego cambié ese dinero por dólares americanos.

“Al llegar a Cancún, México, me encontré  con dos cubanos que tenían el mismo propósito que yo. Juntos iniciamos  el viaje  por carretera hacia el ansiado norte”, relata Roy-. “Muy próximos a la frontera de Estados Unidos, nos detuvo un auto patrullero. Al  identificarnos, los agentes nos pidieron todo el dinero que traíamos o nos mataban. Nos condujeron a una casa y frente a nosotros se repartieron el dinero que nos robaron.  En ese lugar me enteré  por ellos mismos que habían matado a dos cubanos por no tener dinero encima. De ahí nos llevaron a Emigración y fuimos deportados a Cuba”.

Expresa Roy que al llegar a Cuba, las autoridades de Emigración le dijeron que tenía que presentarse en la Oficina Municipal del Carnet de Identidad y que no contara su historia porque nadie le iba a creer.

“En la Oficina Municipal me atendió un oficial llamado Yosvani. Me entregó el Carnet de Identidad y un documento para solicitar un albergue, porque  no tenía donde vivir”, dijo.

“Fui  al  Poder Popular. Me atendió  una  funcionaria llamada María  Cueto. Me dijo que no tenía  donde albergarme. Estaban desbordados de casos de personas sin casa”, confirmó.

“Me dijo que me buscara un “hueco por ahí”  y que  pasara todos los lunes por su oficina, para ver si “había algo”. Eso fue el año pasado, todavía no me han resuelto nada”, se lamentó Roy.

En las ruinas del  cine “Neptuno”  hay  seis personas que  conviven junto con Roy en las peores condiciones.

“Lo único que  tenemos  es agua. La comida hay que  conseguirla en    la  calle. Muchas veces  pasamos la noche con un pedazo de pan y un vaso de agua con azúcar”, asegura Aurelio Fernández Rivalta, otro sin hogar.

Aurelio y su esposa Martha utilizan la antigua sala de proyección del cine para dormir.

“El edificio donde vivíamos se derrumbó a principios de año. Aquí llevamos  dos meses. Los albergues están repletos y no hay nadie que te ayude”, declaró Fernández Rivalta.

Conceptos relacionados