MIGUEL VALDÉS TAMAYO: Enero también tiene su luto

Hombres humildes como Miguel Valdés perdieron la vida en aras de una Cuba para todos

Por Frank Correa/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- El movimiento de Derechos Humanos es una forma de lucha pacífica. Fundado en Cuba por Ricardo Bofill el 28 de enero de 1976, a través del Comité Cubano Pro Derechos Humanos, ha contado entre sus filas con miles de valiosos hijos de la patria.

En el proceso judicial del año 2003, recogido en la historia como la Primavera Negra de Cuba, se detuvo y enjuició  a 75  activistas de los Derechos Humanos. Algunos pertenecían a organizaciones políticas opositoras, otros  se dedicaban  al periodismo  independiente y varios eran bibliotecarios.

Estos procesos judiciales resultaron en largas condenas de cárcel contra los activistas.  Uno de los encausados fue Miguel Valdés  Tamayo, acusado en los delitos de Traición a la Patria y  Contra la Soberanía y la Integridad Nacional,  por fundar el  movimiento Hermanos  Fraternales por la Dignidad. Fue condenado a 15 años de cárcel en una lejana prisión de la provincia Camagüey. Al presentar una severa miocardiopatía y empeorar su salud, lo trasladaron a la capital. Al año y  dos meses  de condena las autoridades le concedieron la licencia extra penal.

Poco tiempo después Valdés Tamayo es víctima de un acto de repudio organizado por las autoridades gubernamentales y las turbas pro castristas. Entre otras cosas,  lo acusaban de ser un mercenario al servicio de los Estados Unidos. También sufrió amenazas de muerte en su propia casa y fue detenido en varias ocasiones, interrogado y sus pertenencias incautadas.

miguel-valdes-tamayoMiguel Valdés Tamayo falleció el 10 de enero de 2007 en el Hospital Julio Trigo de la capital cubana, a los cincuenta años. Al momento de su muerte, contaba con dos visas como refugiado político, proporcionadas por las embajadas de Holanda y Estados Unidos. Sin embargo, el gobierno cubano le negó la salida del país, justificada por el tratamiento a su dolencia en el extranjero. Parte de su familia ya había viajado al exilio. Allí lo esperaban cuando lo sorprendió la muerte.

Recordar a este activista defensor de los Derechos Humanos y primer mártir del  gris episodio  de la Primavera Negra de Cuba, es recordar también a todo el emblemático Grupo de los 75.

Muchos de ellos hoy residen en diferentes áreas del exilio cubano. Otros aún viven en Cuba.

Es honrar en su justa extensión a todos los que durante tanto tiempo, desde el ya lejano 1976, entregaron sus mejores años de vida a  la lucha pacífica por restaurar la democracia perdida y el respeto a los Derechos Humanos en Cuba.

Conceptos relacionados