Represión policial en La Habana durante fin de año

Varios de los detenidos son de la comunidad LGTB

Por Mario Hechavarría Driggs/ HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- La Policía Nacional inicio una redada en los alrededores del Parque de La Fraternidad en La Habana, este sábado 24 de diciembre de 2016.

Resultaron detenidos unos veinte jóvenes, algunos de la comunidad LGTB (LesbianasGays, Bisexuales y Transexuales). Varios se resistieron al arresto, alegando que no habían cometido ningún delito.

Seis de los detenidos, de los denominados “pingueros” (personas que se dedican a la prostitución masculina), enfrentaron a los uniformados.

Uno de ellos emprendió una pelea antes de ser neutralizado por los agentes, posteriormente fue trasladado a un camión de la Policía Nacional con número de matricula 142.

Casi siempre, estas acciones policiales se realizan en horario de la noche.

La redada no la provocó ningún desorden público o cualquier otra acción obviamente transgresora de la ley, según reclamaron los homosexuales al ser conducidos por la policía.

“Les caemos mal a los policías. No nos soportan, es por eso que hacen estas redadas”, dijo un trans apodado “La Tañón”, quien logró escapar. Su compañero “Jennifer”, también travesti, fue apresado junto al resto de los miembros de la comunidad LGBT.

Se conoció que fueron llevados para la Unidad de la Policía, conocido como Punto 30, ubicado en la calle Cuba y Chacón.

Según “La Tañón”,  los arrestados pueden  ser acusados de ejercer la prostitución masculina y condenarlos a tres años de trabajo forzado en un centro penitencial.

Otras acciones de estos días pudieran denominarse de “limpieza” de las calles habaneras, arreciando el control policial urbano cuando se acerca el Año Nuevo.

“Se están llevando a todos las personas que deambulan los alrededores del Parque El Curita en Centro Habana”, gritaba Angelita, una anciana recogedora de laticas de refrescos en esta zona.

“Los llevan para La Colonia”, afirmaba, refiriéndose a una dependencia del Hospital Psiquiátrico de La Habana.

Agentes de la policías recorrían las calles y avenidas colindantes al los parques antes descritos, pedían identificación a los caminantes, especialmente si eran jóvenes, portando algún bolso o paquete, lo que siempre llama la atención a las autoridades.

En la Calzada de la Reina se podía observar un ómnibus que la policía también destina a recogidas. Buscaban ambulantes.

Conceptos relacionados