Académica revela problemas de la educación en Matanzas

“Si hay algo que nos está faltando hoy es el amor…”

Por Oscar Sánchez Madan/ HABLEMOS PRESS.

MATANZAS.- Ana Mercedes Velasco Baró, de 55 años de edad, es Licenciada en Ciencias Biológicas y directora del Instituto Preuniversitario Calixto García Iñiguez. Durante una entrevista concedida el pasado 17 de junio, explicó las dificultades que afronta la educación en esta provincia, y llamó a los educadores a mejorar su labor con el respaldo de las familias.

¿Cuáles son las principales complicaciones que tiene la educación en este territorio?

Como estamos enmarcados en un polo turístico, la generalidad de los buenos maestros que se formaron en mi etapa, años 1977 y 78, están en el polo turístico.

¿Por qué han abandonado las aulas?

Porque lo primario para ellos es la parte económica, cómo sustentar con más dinero la economía de su familia.

Si el turismo hoy en Matanzas está bien desarrollado es porque los primeros que han potenciado eso son los maestros. Allí ganan más. Hoy los que estamos (en las escuelas) formados con esa entereza, con esa entrega, con esa consagración, con ese sentido de pertenencia, que somos bastante pocos, estamos porque lo sentimos de corazón, por nuestras raíces, por convicción, por un grupo de valores intrínsecos.

¿Cree que se deberían elevar los salarios de los maestros?

Pienso que sí, que si nosotros fuéramos mejor remunerados, hoy las conquistas en la educación matancera fueran mucho mejores.

En caso de que no se pudieran elevar los salarios por razones económicas, ¿con qué otros estímulos se pudiera beneficiar al maestro?

El maestro debe tener un grupo de condiciones que le permitan decir que está concentrado en la labor que realiza. ¿Cuáles? Tener un poco de agua fría para beber, una buena elaboración de la alimentación, la merienda.

Al no estar cubiertas algunas plazas de profesores, existen aulas con hasta treinta estudiantes

Y más, sí. Pero eso para nosotros no es un problema. Tengo el privilegio de gozar de la experiencia de un claustro súper experimentado.

¿Los profesores del municipio cabecera son de avanzada edad o hay jóvenes?

Hay muchos jóvenes.

¿Tienen éstos la preparación necesaria para desempeñar con éxito la labor educativa?

Hoy la preparación que están teniendo los jóvenes maestros está muy lejos de la preparación que nosotros recibimos.

¿Tienen estos muchachos vocación pedagógica?

No todos tienen vocación y ahí es donde está el fracaso. Si tú no tienes vocación ¿qué vas a irradiar? Están por conveniencia, en muchos casos, para evadir el Servicio Militar General (obligatorio), o por cumplir una tarea del país, sin estar identificado con la profesión.

El maestro es maestro en la calle, la playa, la placita (mercado); es patrón a seguir en cualquier escenario. Debe primar en él un alto nivel de compromiso con la labor que realiza.

Las nuevas generaciones carecen de ese incentivo, necesario para echar a andar la educación.

Matanzas está adoleciendo de formación de maestros que sean netamente matanceros. El completamiento docente aquí proviene de otras provincias.

¿Se han perdido valores éticos y morales en la sociedad?

No pienso que se hayan perdido valores. Pienso que hemos estado en una parada donde no se han continuado cultivando los valores. Por buscar las familias, a veces, cuatro pesos, adolecen del sentimiento “amor”.

¿En los últimos años las manifestaciones de solidaridad, honestidad, entre otras, han sufrido mella en Cuba?

Sí, en algunas personas.

Entonces, ¿se han perdido o no valores en algunas personas?

Yo digo que no se han continuado cultivando.

Recuerda que esto es una triada: escuela, familia, sociedad. No se lo pueden dejar todo a la escuela. La escuela juega uno de los papeles fundamentales. Para mí, lo más importante es la familia.

¿La grosería, la corrupción, la violencia están o no relacionadas con el detrimento de la educación en Cuba?

Sí, ¡cómo no!

Hay que fortalecer la vinculación escuela-familia. Nosotros sí movemos a la población y movemos a la familia en la decoración, el arreglo del mobiliario y en seguir potenciando la formación de ese niño que hoy tenemos aquí.

Está en aumento el nivel de violencia no sólo a nivel de país, a nivel mundial. Violencia contra la mujer, los niños, el abuso sexual, la explotación. Cuba no es de los peores, pero antes esto no se veía tan fuerte como hoy (lo) estamos sufriendo a nivel de familia.

Si hay algo que nos está faltando hoy es el amor; ese beso, esa caricia, ese abrazo, esa comunicación verbal.

Cientos de jóvenes se marchan del país cada año

En busca de un mejor bienestar económico. Quieren estar copiando todo lo extranjerizante, que para ellos es lo más novedoso.

También hay muchos que se quedan

Hay muchos jóvenes que se quedan, pero ¿en busca de qué?

Toda esa gente que está en la calle sin hacer nada, buscando la manera de explotar al que trabaja, lo tiene todo.

¿Cree que esas actitudes desestimulan la labor del maestro?

Claro que sí.

Hace poco veníamos un compañero mío y yo en una guagua (ómnibus) y tiraron unas botellas para la acera donde transitan niños, ancianos. Cuando le llamas la atención es mucha la vulgaridad con la que responden.

Si tuviera que enviar un mensaje a los maestros cubanos ¿qué les diría?

Que se preparen mucho, que se enamoren de la labor que realizan, que tengan sentido de pertenencia, que sean ejemplo y tengan mucho amor para irradiar.

Conceptos relacionados