Arrestan a cinco periodistas cubanos en Mayabeque

De izquierda a derecha, Anibal Aleman, Manuel Guerra, Lisbey Lora, Rosa Aviles y Vladimir Turro

De izquierda a derecha, Aníbal Alemán, Manuel Guerra, Lisbey Lora, Rosa Avilés y Vladimir Turró. Foto cortesía

Por Redacción de HABLEMOS PRESS.

LA HABANA.- Cinco periodistas independientes fueron detenidos el pasado viernes 17 de junio en el punto de control policial del municipio San José de las Lajas, Mayabeque, mientras viajaban en un taxi hacia la citada localidad.

El arresto fue resultado de un operativo dirigido por el primer teniente del Departamento de la Seguridad del Estado, Roberto Figueroa, quien actuó apoyado por un grupo de policías y agentes del Ministerio del Interior (MININT).

Los cinco reporteros se nombran Rosa M. Avilés Carballo, Lisbey Lora Febles, Aníbal Alemán Jiménez, Vladimir Turro Páez y Manuel Guerra Pérez, y colaboran con el boletín Cimarrón de Mayabeque y otros medios digitales.

Estos explicaron que cuando el taxi que los conducía llegó al punto de control, la policía los estaba esperando. Allí fueron esposados y conducidos hacia la Unidad Policial de Investigaciones Criminales y Operacionales (UPICO).

Allí permanecieron esposados desde las once de la mañana hasta pasadas las ocho de la noche, en autos policiales estacionados en el parqueo de la Unidad. Los periodistas fueron fichados, les tomaron huellas digitales, pruebas de olor, fotos y, entre consejos y amenazas, les realizaron actas de advertencia y les tomaron declaración.

La causa alegada por los oficiales de la policía política fue Procesamiento Investigativo. A Rosa M. Avilés le fue decomisada una cámara y dos memorias flash.

Las autoridades los declararon no gratos en la provincia y les dijeron que no permitirán el funcionamiento de ese periódico (Cimarrón de Mayabeque) que tiene una página digital.

“Su interés siempre fue el boletín Cimarrón de Mayabeque. Tenían una copia del mismo”, comentó Lisbey Lora Febles, redactor de este medio.

“El trato por parte de los agentes del DSE fue incorrecto, provocativo y falto de ética. Estar alrededor de 8 horas en un auto, esposados, es sin duda un acto de tortura. Aclaré que la intención del medio es competir con el periódico oficialista Mayabeque”, declaró Manuel Guerra Pérez, director del boletín.

Los periodistas fueron liberados en distintos lugares; en el Cotorro y en la Ocho Vías. Un agente de la policía comentó que en un inicio los iban a dejar en lugares mucho más distantes, pero hubo un cambio de orden a última hora.

El boletín Cimarrón de Mayabeque pertenece al Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP), y tiene como objetivo difundir notas de carácter social de la provincia Mayabeque.

Conceptos relacionados